Reflexión

Un amor para todos

Dios puso en nosotros un don especial para servir a los demás y quiere que amemos profundamente aun en circunstancias difíciles

1 Pedro‬ ‭4:8-10‬ ‭PDT

Y sobre todo, ámense profundamente, porque el amor es capaz de perdonar muchas ofensas. Reciban a todos en su casa sin quejarse. Cada uno de ustedes recibió un don espiritual que debe ser utilizado para servir a los demás. Así serán buenos administradores del generoso amor que Dios les ha dado en tantas formas

‭‭

Hay momentos en nuestra vida donde no recibimos lo que estamos esperando, y cuando hablamos de relaciones es muy probable que alguien nos haya decepcionado, insultado o herido en nuestro corazón, puede que quizás esto nos pase con frecuencia.

Dios nos pide en su palabra que amemos sin excepción y meditando en esto me pregunto ¿Será que Él quiere que neguemos nuestros sentimientos?  ¿No es poco sincero mostrar amor cuando no lo sentimos? Pero muchas veces también pienso en cómo debe sentirse Dios cuando soy yo quien ofende a alguien o cuando no obedezco su palabra ¿Él deja de amarme porque no actué como debía?.

A diario vemos como Dios nos muestra su amor aun con simples detalles de cosas que ni siquiera estábamos esperando, El hizo todo con tanto amor  y dedicó su tiempo para diseñar cada detalle de nosotros, conoce nuestras virtudes y debilidades y a pesar de estas nos amó de forma incondicional. Así mismo decimos que lo amamos y que queremos amar a los demás como Él nos amó, pero ¿Qué implica esto?.

Puede ser que estemos desconcertados sobre lo que significa dar amor, porque muchas veces preferimos estar en nuestro lugar favorito, al tiempo y con las personas que queremos estar, entonces elegimos a nuestra conveniencia y ¿Qué pasa cuando las cosas no son realmente como queremos? ¿Que ocurre en nosotros cuando debemos salir de nuestra zona de comodidad? ¿Cuál es nuestra actitud cuando tenemos que compartir espacio con aquellas personas que tienen hábitos, opiniones y creencias diferentes a la nuestra? Realmente estamos amando como Dios nos ama?.

Dios puso en nosotros un don especial para servir a los demás y quiere que amemos profundamente aun en circunstancias difíciles, ¿Es fácil? Claro que no, pero el amor es una característica propia de Dios que solo en El la podemos reflejar, amando a nuestro prójimo así como lo hizo Jesús que aunque detestaba la maldad siempre trató con bondad a los pecadores, predicandoles siempre con amor y dándoles la oportunidad de dejar atrás todo lo que no agradaba al Padre para que así pudieran recibir la vida eterna.

 

Juan 13:35 (NVI)

De este modo todos sabrán que son mis discípulos, si se aman los unos a los otros


Que nuestra oración cada día sea pedirle a Dios que nos dé un corazón como el de Jesús y que nos mantenga donde El quiere que estemos, hablando lo que Él quiere que hablemos y al tiempo que Él quiera usarnos como un instrumento para dar amor y bendecir, no solo a quienes amamos sino aquellas personas con las que estamos en enemistad, desacuerdo o se nos dificulta amar.

Parte del liderazgo de danza y servidora del Ministerio de jóvenes en la Catedral de la Fe. Encargada de diseño gráfico en Ministerio Para Cristo y servidora de la célula de Apec. Apasionada por la obra de Dios, estudiante de publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top