Invitación

La Sabiduría

Proverbios 1:7

El principio de la sabiduría es el temor de Jehová;
Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza.

Todos pensamos en un momento de la vida que creemos saber todo y que por algún conocimiento que tengamos nadie más puede superar eso que ya dominamos. Pero… las cosas no son así. Podemos encontrar personas que nos demostraran que no necesariamente nuestro conocimiento es el absoluto, y más allá, Dios nos demuestra que la verdadera sabiduría proviene de Él.

En el diario vivir vemos ejemplos vivos de que Dios domina todo el acontecer en nuestras vidas. Así podemos concluir que Él lo sabe todo ya que vemos en su Palabra todas las situaciones que estamos viviendo o que vamos a vivir reflejadas en las diferentes historias vividas por muchos personajes que ya conocemos.

La verdadera sabiduría proviene de aquel que domina y tiene el control absoluto de nuestras vidas, de Este que escribe cada día nuestra historia el cual nos ama independientemente de lo mal que nos portemos. Aquel que nos inspira a vivir y nos da una razón para seguir, esforzarnos cada día más y dar lo mejor de nosotros. Sí, ese es Dios.

Entonces… ¿de quién temeremos? No depende de nuestras propias fuerzas las decisiones que podamos tomar o las cosas que podamos hacer para que nuestra vida sea plena y tenga un propósito más allá. Es así que entonces podemos entender que lo que define las buenas decisiones y enseñanzas para que todo se cumpla en nuestras vidas es la sabiduría de Dios, aquella que inspira a hacer las cosas perfectas a su voluntad.

Dejemos que Dios sea el que inspire toda esa sabiduría que necesitamos para lograr el verdadero propósito por el cual fuimos creados. Meditemos en esta palabra:

Santiago 3:13

¿Quién es sabio y entendido entre ustedes? Que lo demuestre con su buena conducta, mediante obras hechas con la humildad que le da su sabiduría.

Pidámosle en oración al Padre que nos permita entender que Su sabiduría no trae calamidad a nuestras vidas, si no todo lo contrario, esta trae un cambio de vida que es para salvación de muchos y todo esto por amor. Así que con tu conducta demuestra que Dios está en tu vida y si aún no lo está déjalo entrar y veras que no te arrepentirás.

 

Estudiante de ingeniería civil en la UASD. Encargado de evangelismo de la célula de la UASD y del Ministerio de alabanza de su iglesia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top