Reflexión

Redimidos por su gracia

Dios nos ama, aun con nuestras fallas nos hace aceptos a Él por su gracia.

La gracia fue generada por un rechazo consciente por parte de la humanidad, la cual vemos reflejada en el Génesis, ahí vemos en sus primeros capítulos una historia de Amor, un Amor que fue víctima de traición (pecado), traición que provocó una separación entre Dios y la Humanidad, pero aún así él ha tratado desde siempre volver a estar en común unión con nosotros y en nosotros.

Dándonos siempre una muestra de su poder, la cual podemos ver en Génesis 6 con Noe, allí nos ofrece un nuevo comienzo, una nueva vida, pero aún en esas circunstancias le rechazamos, vemos también desde Éxodo hasta Deuteronomio a Moisés y su lucha constante después del milagro de ver el mar abrirse en dos, haría lo imposible, demostrado que existe una Gracia, una Gracia inquebrantable, incalculable disponible para todos.

Demostrando que somos aceptos a él, aún con nuestras fallas, nuestras debilidades, nuestros enojos, nuestras Indiferencias, y que es sellado en la historia con Jesús, donde él recrea y continúa esa historia de Amor antes olvidada. Romanos 5:12-21 nos muestra lo siguiente:

Romanos 5:12-21

 «Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron. Pues antes de la ley, había pecado en el mundo; pero donde no hay ley, no se inculpa de pecado. No obstante, reinó la muerte desde Adán hasta Moisés, aun en los que no pecaron a la manera de la transgresión de Adán, el cual es figura del que había de venir.  Pero el don no fue como la transgresión; porque si por la transgresión de aquel uno murieron los muchos, abundan mucho más para los muchos la gracia y el don de Dios por la gracia de un hombre, Jesucristo

MASHIAJ (el Mesías) nos revela el acto de amor más puro y sincero de Amor, Amor genuino, el cual te incluye a ti y a mi:

Hebreos 4:16

Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos.

«Tú puedes ser amado, tú puedes ser Redimido”

Co-Líder del Departamento de Redes del Ministerio Para Cristo y Encargado de Medios Audiovisuales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top