Reflexión

Vivir en libertad

Vivir verdaderamente en libertad no es solo saber que Jesús te hizo libre, sino que es necesario conocerlo a Él por medio de la palabra y una constante vida de oración. Por Jesús es que nuestra vida tiene significado y propósito independientemente del lugar o la circunstancia en la que estemos.

Juan 8:32 

“y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.”

A lo largo de la historia hemos visto como hombres y mujeres han luchado y entregado su vida a causa de la libertad.

Libertad es lo que muchos al llegar a la etapa de adolescencia pedimos a nuestros padres. Es lo que en ciertas ocasiones necesitamos cuando tenemos una guerra interna a causa de lo deseos en contra de nuestros principios que muchas veces nos invaden. También se nos ha enseñado que hacer lo que desea nuestro corazón es libertad.

Hay muchas formas de ver la libertad y cabe destacar que hoy en día esta palabra es muy popular por la condición en la que estamos, todos en casa y con el deseo de salir de estas cuatro paredes. Nos sentimos encerrados, angustiados y simplemente queremos “ser libres” como lo éramos antes.

Pero ¿Realmente conocemos el verdadero significado de libertad?

En Juan 8:32 vemos cómo Dios nos muestra la llave de la libertad. Si leemos más adelante en Juan 14:6 vemos cómo Jesús se identifica a sí mismo como la verdad cuando dice “Yo soy el camino, la verdad y la vida…» y en Juan 17:17 nos dice “mi palabra es la verdad».

Leyendo detenidamente estos pasajes podemos ver que la verdadera libertad no se trata de todo lo que hemos hecho para conseguirla sino de lo que Jesús hizo por la humanidad, por ti y por mi. Él pagó con su vida lo que costaba nuestra libertad.

Hay cadenas que son invisibles y es por eso que es necesario identificar con la ayuda de Dios y reconocer las áreas de nuestra vida que están cautivas para entregarlas a Él porque cuando eres libre ya no llevas contigo ese peso que no te permitía descansar, no sientes culpa ni desesperación, lo que te tenía atado a los errores del pasado se rompe, se va el temor y dejas de darle importancia a todo aquello que te estaba desenfocando del propósito.

Vivir verdaderamente en libertad no es solo saber que Jesús te hizo libre, sino que es necesario conocerlo a Él por medio de la palabra y una constante vida de oración. Es por Jesús que tu vida tiene significado y propósito independientemente del lugar o la circunstancia en la que te encuentres justo ahora, porque la verdadera libertad sólo en Él puedes tenerla.

 Que hoy, justo en este momento Dios te bendiga en gran manera y te permita disfrutar de su maravillosa Libertad.

Foto: «Woman reading a book» de Rahul Shah en Pexels
Parte del liderazgo de danza y servidora del Ministerio de jóvenes en la Catedral de la Fe. Encargada de diseño gráfico en Ministerio Para Cristo y servidora de la célula de Apec. Apasionada por la obra de Dios, estudiante de publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top