Reflexión

Mi confianza está en Dios

Siendo sinceros, todos debemos reconocer que hemos mirado al cielo y preguntado ¿Por qué?

Juan 16:33

33 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

A veces en esta vida se nos presentan momentos difíciles que nos conmueven y nos sacan de nuestro equilibrio, pueden ser consecuencias de nuestras propias acciones o de las de otro, cambios que no queremos afrontar o sucesos que simplemente no esperábamos y que en cierta forma nos llevan a cuestionar si eso que nos pasa es lo que en realidad merecemos. Siendo sinceros, todos debemos reconocer que hemos mirado al cielo y preguntado ¿Por qué?

La verdad es que mientras estemos en la tierra es seguro que vamos a padecer aflicciones (Juan 16:33) pero, el impacto que éstas causen en nuestra vida cambiará dependiendo de donde tengamos depositada nuestra confianza.

En Mateo 7:24 Jesús ilustra cómo el material sobre el que están construidas dos casas cambió las consecuencias de las tempestades en ellas, una casa que no tiene buen cimiento se cae, mas la que está cimentada sobre la roca, estará firme. Esto ilustra nuestra situación en este mundo, todos tendremos tempestades, pero solo aquellos que están sobre la roca permanecerán de pie.

A través de la oración y la lectura de la Palabra mediante el Espíritu Santo tenemos la oportunidad de acercarnos más a Dios al punto confiar plenamente en Él y su voluntad, para que en el día malo podamos estar en pie y decir como Pablo: “​Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse.” (Romanos 8:18).

¿Dónde está tu confianza?

Estudiante de Desarrollo de software del ITSC y líder de adoración juvenil de la Iglesia Dulce Refugio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top