Reflexión Testimonio

Esperanza viva en tiempos de crisis (6 tips)

¡Si! se acerca el año nuevo,  no sé si tienes ese sentimiento de incertidumbre que yo tengo, al saber que falta poco para que se cierre el ciclo del año 2020…

¡Si! se acerca el año nuevo,  no sé si tienes ese sentimiento de incertidumbre que yo tengo, al saber que falta poco para que se cierre el ciclo del año 2020. Un año en el que no esperábamos que sucedieran tantas cosas que nos llevaran a vivir un tiempo de crisis. Tuvimos que adaptar nuestras metas, sueños y proyectos a la situación de la pandemia que ha sido un tema muy relevante y vino a revolucionar nuestro mundo, política, social y económicamente. Fue algo inesperado para todo ser humano y nadie estuvo exento de haber sido contagiado por el coronavirus u otras enfermedades. No ha sido fácil para aquellos que han perdido empleos, familiares, amigos y han visto sueños y planes aplazados o destruidos.

Como tú, yo también he vivido las consecuencias de la pandemia. No ha sido fácil tener que adaptarme a relacionarme con limitaciones con las personas que amo. No poder ministrar a las personas de mi alrededor con la libertad que solía hacerlo, adaptarse a la virtualidad, no es lo mismo, ni es igual. Mas este no ha sido un tiempo perdido, sino invertido, para aquellos que lo han sabido aprovechar, aquellos que han aprendido a mantener la esperanza viva en tiempos de crisis. Es utópico poner la esperanza en «el año nuevo», que todo va a mejorar y pronto saldremos de la pandemia, pero la verdad es que no lo sabemos, todo es incierto. Y cuando todo es incierto es importante no perder la esperanza, y no sólo no perderla sino ponerla en la persona correcta y esa persona es el Dios vivo, cuando aprendemos a poner nuestra esperanza en él, esta se mantiene viva, aunque pronostiquen muerte.

Soy una de esas personas que aprendieron a poner su esperanza en Dios en tiempos de crisis, y quiero compartirte 6 tips que me ayudaron a mantenerla viva:

  1. Pon tu confianza en Dios. Rinde tu corazón, Ora por ti y por otros, lee la biblia, alaba a Dios
  2. Escucha y canta canciones que activen tu fe y alegren tu corazón
  3. Mantén una rutina de ejercicios y come saludable
  4. Mantén tu mente ocupada. No dejes de soñar, planear proyectos, negocios; replantea tus metas y capacítate
  5. Mantén la comunicación virtual con amigos y familiares. No dejes de relacionarte con aquellos que te pueden ayudar, orar por ti, animarte. Estamos aislados y distantes, pero no significa que tenemos que perder la comunicación, así que mantente comunicado con aquellos que sabes que cuando te sientas triste, frustrado o ansioso, pueden fortalecerte y ayudarte a levantar, pues no es fácil este distanciamiento social.
  6. Sé agradecido diariamente. Si aún tienes vida, tu esperanza no está perdida, significa que Dios no ha terminado contigo y que aún algo quiere hacer en ti y a través de ti, agradece por la vida, por la salud, por la familia que aún tienes a tu alrededor, porque tienes que comer, porque tienes aún amigos, porque aún tienes sueños y porque sobre todo Dios te ha guardado.

Hay muchas razones para mantener la esperanza viva, cuando pongo mis ojos en la persona correcta y no en la crisis, cuando miro al Dios que ha demostrado estar vivo, pues aunque todo vaya de mal en peor en los próximos años, a aquellos que le aman todo le ayudará a bien, y mantendrán una esperanza viva.

Este 2021 viene cargado de esperanza para aquellos que deciden ver este tiempo no como un problema, sino como una oportunidad.

Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo.

Romanos 15.13

Este 2021 viene cargado de esperanza para aquellos que deciden ver este tiempo no como un problema, sino como una oportunidad

Si! se acerca el año nuevo,  no sé si tienes ese sentimiento de incertidumbre que yo tengo, al saber que falta poco para que se cierre el ciclo del año 2020. Un año en el que no esperábamos que sucedieran tantas cosas que nos llevaran a vivir un tiempo de crisis. Tuvimos que adaptar nuestras metas, sueños y proyectos a la situación de la pandemia que ha sido un tema muy relevante y vino a revolucionar nuestro mundo, política, social y económicamente. Fue algo inesperado para todo ser humano y nadie estuvo excento de haber sido contagiado por el coronavirus u otras enfermedades. No ha sido fácil para aquellos que han perdido empleos, familiares, amigos y han visto sueños y planes aplazados o destruidos. Como tú, yo tambien he vivido las consecuencias de la pandemia. Soy una de esas personas que aprendieron a poner su esperanza en Dios en tiempos de crisis, y quiero compartirte 6 tips que me ayudaron a mantenerla viva.
Psicóloga Laboral de profesión. Me congrego y sirvo en la IML En Su Presencia. Egresada de Juventud con una Misión (Jucum). Líder de células en Ministerio Para Cristo. Amo a Dios, su palabra y la gente. Me gusta leer, la comida del mar y mexicana, la música y la playa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top