Sin categoría

Una Respuesta Esperanzadora

Él puede quitar esa carga que tanto te atormenta en espera de una respuesta. 

Una persona  cargaba un saco de papas sobre su espalda, y en el trayecto un hombre le preguntó, —¿Cómo sabe usted que es salvo?. Unos pasos más adelante éste dejó caer el saco, y preguntó: —¿Cómo sé que se me cayó el bulto?, ¡no he mirado atrás! . —Bueno, ¡porque ya no siente el peso!, contestó el hombre. —Exacto…porque ya no siento el peso del pecado y su condenación en mi vida… ¡por eso sé que soy salvo! contestó el que cargaba el saco de papas.

Así como este hombre cuestionó al señor que cargaba el saco de papas nosotros en algún momento de nuestra vida nos hemos cuestionado si somos salvo o no, nos hemos cuestionado a dónde terminaremos al final y hemos buscado la respuesta en lugares equivocados, hasta llegar a la persona correcta: Jesús, el único que respondió con un sí a nuestra salvación en la cruz al morir por amor. Cada situación en la vida amerita una respuesta la misma dependerá de a quién le formulemos la pregunta.

Hoy en día las personas, abrumadas ante tantos hechos desgarradores e inesperados (una pandemia global que ha puesto al mundo de rodillas, una crisis ambiental que amenaza la existencia de la vida en la tierra y una desigualdad entre ricos y pobres que cada día no hace más que agrandarse) la humanidad ha buscado respuestas en las instituciones públicas, en los gobiernos, en los políticos y muchos aún, principalmente los jóvenes, han buscado una contestación a través de un like o una visualización en TikTok. 

La gente espera ansiosamente saber lo que le deparará el futuro, muchos se preguntan si hoy será su último día de trabajo y  otros desempleados se preguntan cuándo será el día de recibir la llamada para ser empleados, los estudiantes esperan respuesta de cuándo regresarán a las aulas y, muchos pacientes se cuestionan si podrán volver a retomar su vida rutinaria al salir del hospital. El presente se ve como un edificio que se tambalea ante un terrible temblor y nada parece estable.  “¿Qué será de mí?” se preguntan los humanos en estos momentos, llenos de angustia y desesperación al no tener nada firme a lo cual aferrarse, parece ser que la esperanza huyó muy lejos de aquí. Sin embargo, nadie ha podido dar en el blanco, todos disfrazan sus réplicas en vanas promesas que a la larga suelen quedarse en el olvido y ahí es donde nuestro Señor Jesús toma acción: En medio de tanto dolor nos da esa respuesta esperanzadora que tanto necesitamos, él nunca nos abandonará .

Mateo 28:20

Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

Juan 16:33

Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

Si has estado en busca de respuestas y lo que has encontrado te ha cargado más de tristeza y dolor es porque has indagado en el lugar equivocado. Nadie puede dar lo que no tiene, por tanto como Jesús es la paz encarnada en un hombre, Él puede quitar esa carga que tanto te atormenta en espera de una respuesta. 

Mateo 11:28

Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar

Entrégale a Jesús tu vida y tus cargas y no tendrás porqué preocuparte de tu futuro ni de tus necesidades ya que la respuesta es que en Cristo estarás asegurado con la vida eterna, la salvación y confiado en que cuidará de ti.

 

Soy una joven apasionada por el Señor, Líder de Célula ITLA, estudiante de Seguridad Informática en ITLA, miembro activo de la Iglesia de Dios En Cristo La Senda Central.

2 comments on “Una Respuesta Esperanzadora

  1. Emilio Irizarry dice:

    Excelente, me gustó mucho! Muy buen trabajo Damaris.
    Gracia y paz.

    1. Damaris Encarnacion dice:

      ¡Gloria a Dios! Amén. Me alegra mucho saber que fue de edificación. Dios bendiga.

Responder a Emilio Irizarry Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top